Profesores Honorarios de la Universidad de Cuenca

Date: 
19 Sep 2009

Cuenca 16, septiembre/2009. En el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Médica de la Universidad de Cuenca, fueron designados Profesores Honorarios los Doctores Jaime Breilh, Director del Área de Salud de la Universidad Andina Simón Bolívar; y Jaime González Pérez, Rector del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana; además se realizó el lanzamiento de la obra: Aceleración Global y Despojo en Ecuador: El Despojo del Derecho a la Salud de los autores Jaime Breilh e Ylonka Tillería.

Arturo Quizhpe, decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Universidad de Cuenca

Iniciamos este nuevo año académico en la Facultad de Ciencias Médicas ratificando la lucha por el derecho a la salud y la unidad de nuestros pueblos, buscando hacer posible los procesos de cambio en estas materias. Recibimos académicos, líderes sociales, autoridades sanitarias nacionales e internacionales.

La salud en el Sumai Causai (Buen Vivir) es un proceso que incluye las dimensiones biológicas y psicológicas individuales, las dimensiones políticas, económicas, culturales producidas por las determinantes sociales que se expresan en la calidad de vida. Esta Facultad ha defendido y ha trabajado por la salud como derecho humano fundamental. Hemos asumido con rigurosidad académica los grandes retos de la salud comprometida con su pueblo, la investigación y las ciencias para la transformación y la liberación.

Todos debemos reconocer que la actual crisis económica es el resultado de un modo egoísta de vida, por eso queremos construir una nueva ética que nos obliga a una óptica distinta, es decir una visión diferente, una forma de sentir, amar e interrelacionarnos diferente. Una nueva ética, una nueva salud que solo puede construirse colectivamente, que debe tener como metas el bien común basado en los derechos universales e inalienables en la comunidad de todos los seres vivos. Un modelo sustentable y de protección de la naturaleza que garantice la protección de la vida, la protección soberana de la biodiversidad como fuente de salud y de vida, el respeto y las concepciones de salud que liga al ser humano con la naturaleza.

Consecuentes con esta visión la Facultad participa con el enfoque del Doctorado en Salud Colectiva y con la Maestría de Salud con Enfoque de Ecosistema con la Universidad de Columbia Británica y la Universidad Andina Simón Bolívar. Asimismo nuestra Facultad es la sede latinoamericana para el Programa de Resistencia Bacteriana, ReAct. Frente a estos acontecimientos tenemos que promover la ética del respeto, la dignidad y la resistencia.

Vivir mejor es tener vivienda, trabajo, comida que son importantes pero no podemos olvidar la libertad, la justicia y la dignidad que son importantes para el Buen Vivir. Por eso todos los días hacemos esfuerzos para formar recursos humanos en libertad y justicia, y alta sensibilidad social, comprometidos con el pueblo.

Oscar Feo. Secretario Ejecutivo, Organismo Andino de Salud

Es un privilegio compartir con ustedes la presentación del libro Aceleración Global y Despojo en Ecuador: El Retroceso del Derecho a la Salud. Cuando lo leí por primera vez me dio un sentimiento de rabia y satisfacción. Satisfacción porque la lectura del mismo  demuestra lo que es  el pensamiento de la salud colectiva y la medicina social; pero de rabia, porque plantea como ninguno, en los últimos años, la existencia de la expoliación, la claridad con que nuestros pueblos de Ecuador y América Latina han sido saqueados  a partir de políticas neoliberales.

Es una combinación interesante porque es una rabia movilizadora, es un sentimiento que nos obliga a tomar posición, a plantear la necesidad de que el conocimiento y la acción vayan de la mano para transformar esta sociedad injusta. En  es sentido leer esta obra me ha recordado un texto: La situación de la clase obrera en Inglaterra de Federico Engels; y me recordó otro libro: Los Apuntes sobre la realidad medico-social chilena,  de Salvador Allende, cuando fue Ministro de Salud de Chile, donde lo reconocemos como padre y precursor del pensamiento de la medicina social y la salud colectiva.

Cuando leía Aceleración Global y Despojo en Ecuador: El Retroceso del Derecho a la Salud, encontraba un diagnostico certero de la realidad latinoamericana porque trata de producir evidencias sobre la situación actual, por eso también tiene un carácter global. Es un libro de lectura obligatoria que recrea categorías  para la salud como “aceleración global” que nos permite analizar lo que fue el retroceso del derecho  a la salud en la era neoliberal: procesos de exclusión, mecanismos de desarrollo desigual y pérdida de derechos,  es un aporte a la Medicina Social y a la Salud Colectiva.

En la obra se analiza la generación de la economía, el calentamiento de una economía que marcha a un ritmo intenso pero que paralelamente lo hace con procesos de exclusión que marcan las leyes fundamentales del capitalismo: desarrollo desigual, concentración de la riqueza, la generación de la exclusión, un proceso que marca la pérdida de recursos. Así como hay un calentamiento global producido por la racionalidad de la explotación del capitalismo, hay un calentamiento social generando por las bases para un nuevo andar de los pueblos.

En otro tema de la obra plantea una pregunta: ¿Cómo se comportó la salud pública del Ecuador que debía tener un mejoramiento inercial de los años 80, pero que en los años 90 se detiene el proceso con la implantación de las políticas neoliberales? La obra  deja claramente al descubierto que las políticas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial no tienen ningún sustento técnico, ni ninguna racionalidad social. Nos plantea la alteración de espacio y tiempo mediante la presión de los gobiernos y los medios de comunicación, que propician la toma de decisiones en materia de salud. Las políticas neoliberales simplemente fueron instrumentos para concentrar las ganancias que propician la inviabilidad del actual sistema económico. También los autores se “adueñan” del concepto del Sumac Causai (Buen Vivir) que creo que es uno de los aportes más importantes que desde el mundo andino se está propiciando para el mundo global. Este concepto nos plantea la irracionalidad del modo de producción capitalista, pero nos plantea el desarrollo con categorías en una forma diferente de construir armonía entre los seres humanos con la naturaleza. También plantea el tema de los Determinables sociales de la Salud. El proceso multidimensional colectivo caracteriza al pensamiento alternativo, al pensamiento contra hegemónico en salud en Latinoamérica.

Jaime Breilh, Director del Área de Salud de la Universidad Andina Simón Bolívar. Profesor Honorario de la Universidad de Cuenca

A veces uno cuestiona las ceremonias formales pero estas constituyen parte de la lucha, del hilo conductual de la vida. Quiero que sepan la gratitud con la que recibo esta posición de Profesor Honorario de la Universidad de Cuenca, a pedido de la Facultad de Ciencias Médicas.

Cuando la vida se despliega generosa ante mostros nos hace llegar el calor de nuestros compañeros que te devuelven en el corazón y la mente un conjunto de vibraciones que despiertan recuerdos, emociones, que para expresarlo necesitamos algo más que un discurso lógico.

Ahora comprendo cómo nuestros abuelos indígenas decían que los sentimientos también fluyen desde el hemisferio derecho del cerebro que está ligado al shungo (corazón). Y es precisamente esta rica dialéctica entre la lógica y la ternura la que me invade en este acto tan significativo de mi vida para decirles, un andino: Dios les pague. Estas palabras de agradecimiento no están fuera de tono en este homenaje, sino renacen los recuerdos de muchas jornadas de lucha, no es verdead compañeros: Arturo y hermanos de Cuenca; como también a la reflexión de compromisos futuros que ya estamos forjando por el Derecho a la Vida y a la Salud, compromisos que siempre nos unieron porque el camino que transitamos juntos  durante estos años, estuvo lleno de una militante voluntad de construir ese Otro Mundo Posible que llena tantos discursos, pero que muy pocas veces adquiere contundencia real.

Agradezco a esta dulce ciudad, a esta Facultad que me ayudó a seguir creyendo que no todo estaba perdido cuando el neoliberalismo declaró que la salud colectiva era un sueño, mientras tanto varios opositores, y lamentablemente ex compañeros, se creyeron la farsa de esa modernización prometida, renunciaron a la perspectiva emancipadora, y se vincularon al poder, acogiendo como propio el discurso del fin de la utopía socialista, o más específicamente, el fin del socialismo de los pobres.

Celebrar hoy es una acto de la construcción de la memoria y como lo aprendió el Sub Marcos de sus antecesores chapanecos puede ser también una celebración del mañana, no un simple pasado, no un recuerdo estéril, sino unja guía para andar en los pasos de la vida, es por eso que en salud, como en todos los parámetros sociales, tenemos que trabajar en una memoria emancipadora, no una memoria apergaminada que recurra a las exaltaciones formales, una salud que incida en el futuro como una herramienta de transformación, es decir como una contra memoria que se escriba y celebre junto al pueblo, junto a sus aliados como otro acto más de insubordinación y contra hegemonía. Esta ceremonia fue pensada así por sus gestores, para reflexionar sobre la ciencia, la universidad y su perspectiva emancipadora.

Type: 
PHM Circles: 
News and Analysis: