Declaración del Movimiento para la Salud de los Pueblos respecto a la Cumbre Mundial de la Salud:

Date: 
28 Sep 2009

El Movimiento para la Salud de los Pueblos (MSP), como red mundial de organizaciones de la sociedad civil, tiene una serie de inquietudes acerca de la Cumbre Mundial de la Salud (CMS) que se tiene previsto realizar anualmente. Según lo anunciado para la primera CMS (Berlín, octubre de 2009), ésta "abordará problemas relacionados con la salud que suponen un reto para los médicos, científicos, líderes políticos y aquellas personas que trabajan en la industria de servicios de salud”, en respuesta a "cuestiones urgentes que se derivan de las tendencias demográficas en el mundo, al financiamiento de los adelantos e innovaciones en el campo de la medicina, la comprensión del potencial que tienen las investigaciones médicas y la economía de la salud, y los problemas médicos emergentes, entre los que se encuentran las consecuencias del cambio climático para la salud".

Al MSP le preocupa que si bien se habla de la participación de organizaciones no gubernamentales (ONG) en la Cumbre, el costo que supone asistir a ésta fluctúa entre € 290 y € 490 y, por consiguiente, excluye a las ONG que podrían representar legítimamente las opiniones y necesidades de las comunidades marginadas y de base. Asimismo, sólo se podrá asistir a la Cumbre con invitación, lo cual indica que se realizará una cuidadosa selección de las ONG y que su participación será limitada.

El MSP considera que en vez de crear un foro de políticas paralelo, se deberían realizar esfuerzos y destinar recursos al fortalecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el organismo internacional de coordinación en materia de salud de los pueblos. La OMS es una de las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, en la que cada país tiene voz. Es por eso que la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) brinda la oportunidad de tomar decisiones en un proceso razonablemente democrático, a pesar de los mecanismos utilizados por los Estados miembros más poderosos para influir en las decisiones. Nos preocupa que en la declaración de la Cumbre Mundial sobre la Salud se dé preferencia a los intereses de los países desarrollados en su mayoría del hemisferio norte, de las empresas y de los que financian la realización de la Cumbre.

En el anuncio y el programa de la primera CMS no se reconocen ni las iniciativas ni los procesos recientes o actuales emprendidos en todo el mundo en relación con la salud, los que podrían tener un impacto positivo en la salud de los pueblos. El sitio Web indica que a lo sumo la Cumbre destacará la importancia de los determinantes sociales de la salud y dará la impresión de que gracias a los adelantos en la atención médica individual, la expectativa de vida ha aumentado, aunque las condiciones de la vida diaria no hayan mejorado y la distribución de poder no sea más equitativa. Esto a pesar de que la OMS recibió y aprobó el Informe de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud en la Asamblea Mundial de la Salud de 2009.


En 2008,  se celebró el trigésimo aniversario de Alma Ata en todo el mundo y se reafirmó el compromiso con los principios consagrados en la declaración respectiva tanto a escala mundial y regional como en los países sede de estas actividades.

Al reafirmar el compromiso con la Declaración de Alma Ata en 2008, la OMS adoptó la atención primaria de salud como el enfoque central del Informe Mundial de la Salud, intitulado “La atención primaria de salud: más necesaria que nunca”.

En mayo de 2009, la sexágesima segunda Asamblea Mundial de Salud aprobó dos resoluciones que siguen reflejando esta tendencia. Las resoluciones fueron la Atención primaria de salud, incluido el fortalecimiento de los sistemas de salud; y los Determinantes Sociales de la Salud.

A la luz de lo anterior, el MSP plantea las siguientes inquietudes:

  • En cuanto al tema, las metas, el enfoque y la estructura de la reunión prevista, estamos de acuerdo con la declaración de la Cumbre de que la “salud es un derecho humano fundamental”; sin embargo, observamos con preocupación la prominencia de las grandes empresas farmacéuticas y otros socios corporativos, lo cual parece contradecir la declaración antes mencionada. Los fines de lucro que caracterizan al sector empresarial conducen, en el mejor de los casos,  a que los derechos humanos se consideren secundarios, y en el peor, a que sean violados, con resultados negativos para la salud. El programa que aparece en el sitio Web indica que la CMS promoverá al sector privado de la salud.
  • Por la naturaleza de su estructura, en la que están representados los países del mundo, la OMS debe rendir cuentas también a los países de ingresos medios y bajos. Nos preocupa, por lo tanto, el papel central asignado al sector privado de la salud en la Cumbre prevista. El sector privado de la salud se debe ante todo a sus accionistas y, por consiguiente, su responsabilidad primaria es obtener utilidades. De ahí que no se deba darle un lugar central en la toma de decisiones concernientes a la salud, ya que constituye a todas luces un conflicto de intereses. La marginación de la OMS en los últimos años y el creciente poder de nuevos actores, a menudo sin obligación de rendir cuentas a nadie, en la toma de decisiones relativas a la salud en el mundo no han traído consigo ningún beneficio para muchos países pobres. El MSP considera que las acciones dirigidas a mejorar la salud en el mundo deben orientarse al fortalecimiento de la OMS, de los gobiernos nacionales y de sus organizaciones comunitarias, en vez de crear nuevas iniciativas que podrían debilitar el papel de la OMS y de sus Estados miembros en la gobernabilidad de la salud mundial.

El Movimiento para la Salud de los Pueblos considera que tomar decisiones relativas a la salud mundial a través de una cumbre anual dominada por la industria de la salud como está prevista podría tener efectos contraproducentes en lo que respecta al logro de Salud para todos y todas, y más bien provocar un impacto negativo en la salud de los pueblos. Instamos a la Organización Mundial de la Salud, The Lancet y otras organizaciones invitadas, al igual que a la “Alianza M8” (académicos, universidades y centros de salud), a ejercer prudencia y tomar en cuenta las preocupaciones que planteamos anteriormente antes de participar en la CMS.

Por último, el MSP manifiesta su preocupación por el alto perfil de la Cumbre prevista al haber sido convocada bajo los altos auspicios de dos líderes mundiales. Rogamos encarecidamente a la Sra. Merkel y al Sr. Sarkozy que brinden su apoyo a la Organización Mundial de la Salud para que ésta pueda cumplir con su constitución y los recursos requeridos para ejercer su función de organismo rector de coordinación de las acciones mundiales encaminadas a mejorar la salud de los pueblos.

Profesora Fran Baum y Dr. Prem John
Presidentes adjuntos
Consejo de Coordinación  Mundial del
Movimiento para la Salud de los Pueblos

Traducción: Margarita Cruz


Author/Source: 
MSP
News and Analysis: 
Type: